• Fecha: Julio 19, 2016

Como ya os adelantamos en el último post, los jóvenes premiados en el Campus Desafío Emprende han estado en Silicon Valley del 8 al 17 de julio. Este viaje les ha servido para profundizar en la cultura emprendedora y de innovación de San Francisco y conocer las nuevas tendencias tecnoempresariales latentes de la zona. Los chicos aterrizaron en California ilusionados y dispuestos a vivir una experiencia única de aprendizaje. A continuación os hacemos un resumen de lo que han sido estos días en Estados Unidos.

Visitas a las empresas más relevantes del ecosistema de Silicon Valley

El objetivo de conocer el día a día de las compañías era conseguir que el alumnado se impregnase de nuevas ideas, metodologías y conocimiento emprendedor. Empezaron con Pinterest, donde les recibió Albert Pereta, un emprendedor español afincado en San Francisco qué decidió vender su startup “Iceberg” y que actualmente trabaja como Lead Product Designer en dicha empresa. Compartió con los jóvenes su trayectoria profesional y algunos consejos clave tanto para emprender como para trabajar con éxito en cualquier empresa:

  1. Rodéate de personas que sean mejores que tú
  2. Conecta con la gente, no desprecies ningún contacto
  3. Cuestiónalo todo, sé crítico.
  4. Ten una mente abierta y sé humilde

 

Charboost, una startup liderada por una pareja de españoles que se dedica a promocionar videojuegos a través de los videojuegos mismos, fue la segunda visita.  Pepe Agell, uno de sus fundadores, nos contó las claves del éxito de cualquier idea o proyecto: que tenga un impacto global, mantenerse próximo a los clientes, contar con el mejor personal, establecer una cultura de empresa sólida y compartida y, finalmente, disfrutar en el trabajo, hacer lo que a uno realmente le gusta.

Posteriormente acudieron a la sede de Hewlet Packard Enterprise. Allí los equipos descubrieron lo que en la compañía llaman “The Machine”, es decir, el proyecto que se nutre de todas las líneas de innovación de la empresa y el Cyber Security Center. Además, realizaron la sesión de trabajo “Working and living aboard Q&A” y visitaron el garaje donde se originó HP, y con ella la filosofía de Silicon Valley.

Con esta visita los chicos reflexionaron junto a los dos tecnólogos que les acogieron en la empresa, Luis Miguel Hernanz y Christian Florensa, sobre las implicaciones de la evolución hacia una sociedad más automatizada. Según este último, en un futuro todos los trabajos que no impliquen creatividad serán automatizados de modo que disponer de esta habilidad será imprescindible para entrar en el mercado laboral.

Google, una de las paradas más esperadas. José Marimón recibió a los ganadores en  Google, donde lleva dos años trabajando y les  guio por Googleplex,  las instalaciones de trabajo y ocio de los googlers. Además, quiso conocer los proyectos de los premiados y les invitó a explicar su proyecto respondiendo a  tres preguntas clave: What, Why y How. Finalizó la visita con este consejo: “Encontrad lo que os hace felices. Probar y fallar es el camino”.

Aprendizaje continuo a través de talleres formativos y sesiones inspiracionales

Los alumnos también realizaron sesiones de trabajo como, por ejemplo, la “Inmersión a los retos”, una jornada para identificar colaborativamente soluciones que dieran respuesta a los 6 desafíos planteados por los partners. Talleres de “Design Thinking ” y de la metodología Lean Startup fueron otros temas que se trataron y que les ayudaron a los grupos a idear, definir, consolidar sus ideas y a encontrar una solución disruptiva a los retos.

La Universidad de Berkeley y de Stanford fueron otros de los lugares visitados. En este último todo el grupo tuvo la oportunidad de participar en el taller “Draw your ideal wallet”, donde de la mano de un miembro del Center for Entrepreneurial Studies de la Universidad, descubrieron la importancia de conocer bien al usuario y sus necesidades e intereses para diseñar una propuesta exitosa.

Otra de las jornadas inspiracionales fue la que los equipos vivieron en Intel. Allí pudieron conocer cómo funcionan las grandes multinacionales en la cuna de la tecnología. Visitaron el museo y participaron en un taller de Lego donde pusieron en práctica  sus habilidades de diseño, síntesis, comunicación y trabajo en equipo.

En el espacio para emprendedores TechShop descubrieron las herramientas para crear el prototipo de un producto. Participaron en un taller sobre robótica y los trabajadores les retaron a desarrollar un robot, customizarlo e intentar que se desplazaran por un ring de combate. Una experiencia muy divertida para los jóvenes, quienes disfrutaron aprendiendo de una manera diferente.

Pero eso no es todo, en este intenso viaje los participantes también tuvieron la ocasión de visitar la ciudad de San Francisco. Realizaron la yincana “Go Game” para conocer más la ciudad, profundizaron sobre su historia con el “Tour Bous” y conocieron algunos de los lugares más emblemáticos como Union Square, Fisherman’s Wharf o Chinatown.  La visita al “California Academy of Science” y el planetario digital, no podía faltar así como tampoco una ruta en bicicleta por el Golden Gate.

Para finalizar el viaje visitaron Muir Woods, un parque nacional de California que destaca por sus secuoyas gigantes y centenarias.  En este entorno tan emblemático se hizo la actividad final: recapitulación, reflexión y valoración de todo lo que habían vivido. Todos, alumnado, profesorado y organización contaron los aprendizajes y aspectos más importantes que se llevaban del viaje. La concepción del fracaso como una oportunidad para aprender; la importancia de la creatividad, de ser flexibles, del trabajo en equipo, de esforzarse para conseguir los propios sueños junto con la diversión, la convivencia y las amistades que crearon estos días fue de lo más repetido.

Todo ello nos muestran que tanto para los alumnos como para los profesores este viaje ha sido una experiencia única para conocer nuevas  formas de trabajar, vivir y de comprender la sociedad. Pero no solo eso, también se ha convertido en una aventura donde se han creado amistades y se han compartido sueños e ilusiones  

Os recordamos que tras las vacaciones de verano y con las energías renovadas, los equipos participarán en el próximo acto del Premio, el 29 de septiembre, donde presentarán la solución a los retos propuestos por los partners y se pondrá punto y final a esta tercera edición de Desafío Emprende.

Si queréis conocer la experiencia de los ganadores durante su viaje o saber más sobre el programa podéis seguir el hasthag #DesafioEmprende