• Convocatoria: 2019
  • Nombre equipo: Los iluminados
  • Título proyecto: RUBBISH CARD
  • Categoría: 1o Bachillerato / Ciclo Formativo de Grado Medio
  • Centro de investigaciones: IES "FRANCISCO DE LOS RÍOS"
  • Provincia: Andalucía

El proyecto consiste en crear unas tarjetas con un chip que detectan cuando los alumnos reciclan los residuos. El proyecto participa en el Campus Reto Emprende 2019, impulsado por Obra Social ''la Caixa'', como uno de los 35 proyectos seleccionados en esta convocatoria. 

Necesidad

El problema que intenta solucionar nuestro proyecto consiste en recoger la basura que queda en el suelo tras el recreo. Este proyecto estará dedicado para los estudiantes de cualquier etapa.
Con esto queremos conseguir la colaboración de los alumnos en el reciclaje para evitar la contaminación, y así ahorrar personal de limpieza. El coste de las tarjetas se cubrirá con los beneficios que supone tener menos contaminación y el hecho de que los alumnos aprenderán a reciclar tanto en el instituto, como en sus casas y en la calle. Los estudiantes, a cambio obtendrían puntos que al final de cada trimestre podrán canjear para subir sus calificaciones. 

Aproximación

Nuestra solución es intentar mejorar la contaminación que hay en los institutos y después llevarlo a nivel mundial. Nuestro objetivo con el proyecto es crear unas tarjetas que contengan un chip y unas papeleras con una ranura en las que se inserte la tarjeta, reconozcan a la persona y la premian con puntos en las competencias sociales y cívicas. De esta manera cubriremos la satisfacción de los estudiantes mejorando sus calificaciones. Vamos a intentar crear las tarjetas en clase de informática y de empresariales para que nuestro proyecto salga adelante. Creemos que con este proyecto los niños empezarían a reciclar con 12 años y esto lo trasladarían a su vida cotidiana por lo que el día de mañana todos reciclarían al haber convertido esto en rutina.

Beneficios

Los beneficios obtenidos de nuestra idea son reciclar y contribuir al cuidado del medio ambiente, evitando que haya contaminación y protegiendo la capa de ozono. Otro beneficio es que los chicos y chicas a largo plazo aprendan a reciclar y conservar bien el planeta, hasta llegar a un punto en que toda la población se conciencie de los daños que puede causar la contaminación. También usaremos materiales que no contaminan, como por ejemplo componentes biodegradables para crear las tarjetas.

Competencia

La competencia que tenemos en este campo es que, actualmente, existe la posibilidad de reciclar la basura de los colegios para evitar la contaminación y con la comida que les sobra a los niños dejarla en un contenedor para ofrecérsela a gente con animales y con problemas de dinero para que se la den a sus animales. No tenemos otra competencia aparte de esto que hemos nombrado anteriormente, ya que no hay ninguna empresa o trabajo similar a nuestro proyecto.
La solución que le damos a estas tarjetas con chip es que los estudiantes se sientan mejor haciendo un bien por el planeta y a cambio recibir puntos en las competencias sociales y cívicas para subir sus calificaciones.

Gancho

"Si usas tu tarjeta, cambiarás el planeta."